Me quiero ir de viaje YA y no se por donde empezar

Me pasó varias veces recibir consultas de personas diferentes planteándome sus ganas de dejar sus vidas para irse de viaje sin fecha de vuelta, pero sin embargo sin saber por donde empezar o a donde ir o que hacer. Me pasó sentirlos perdidos, llenos de preguntas y de miedos. Si te pasa lo mismo, quizás éste texto sea para vos.
Pero leélo sin esperar la solución, porque no hay una única solución o una única forma de hacer las cosas. La verdad es que a la hora de iniciar un viaje sin fecha de vuelta, cada historia personal es distinta. Lo que sí te puedo decir es que después de 5 años yendo y viniendo de aquí para allá te das cuenta que es posible cambiar el estilo de vida.

Perspectiva sí, escaparse no

Lo primero que te diría es que no te vayas escapándote. Si tenés temas que resolver irte no hará que los problemas se diluyan por arte de magia. Lo que sí es verdad, es que alejarte del foco de la tormenta muchas veces te da perspectiva. Eso si, sabé que los problemas seguirán allí y en algún momento tendrás que volver a solucionarlos.

Cuando lo que anhelamos implica un cambio en en estilo de vida

También es conveniente que decidas hacia donde ir. Que no te de lo mismo cualquier sitio. Andá por esos lugares que soñaste conocer. Informáte pero no le pongas un millón de expectativas al viaje. Viajar es increíble, yo se lo recomiendo a todos los que tienen el bichito y no se animan. Pero viajar es también es un estilo de vida; distinto del que estamos acostumbrados, pero con cosas buenas y malas como cualquier otro.

Para darte un ejemplo, me crucé con muchos viajeros que dejaron su vida de oficina para hacer trabajos de los más diversos en el campo, en el desierto, en distintas ciudades del mundo. Muchos de ellos me han confesado que con el paso del tiempo añoran sentarse a trabajar en la computadora de vez en cuando. Esto no significa que se arrepientan de las decisiones que tomaron, pero sobre todo al principio, pasar de hacer actividades sedentarias a estar trabajando con el cuerpo y al rayo del sol puede hacerte replantear porque decidiste dejarlo todo.

El dinero: la gran barrera

He leído en varias ocasiones a personas cuestionando a los viajeros que dicen viajar sin plata. Vos debés preguntarte si se puede viajar así. Yo te digo que sí, se puede, pero como no se vive del aire vas a tener que trabajar mientras viajás. Y eso puede suponer dos cosas: que tengas que quedarte un tiempo en un lugar, estancado, hasta juntar un poquito de dinero para seguir moviéndote o que te muevas un poco más pero vivas siempre muy al día. Vos tenés que saber que cosas estás dispuesto a ceder y que cosas no. Yo nunca viajé sin un peso en el bolsillo. En general ahorro lo suficiente para poder viajar un tiempo sin preocuparme por hacer una diferencia. Entonces sí, cuando logro un colchocito puedo trabajar mientras viajo o intercambiar comida por alojamiento para cubrir los gastos sin tener que preocuparme por quedarme sin un peso.

Dudas, dudas y más dudas

Seguramente además tengas miedo de dejar todo. Quizás te estés preguntando ¿que voy a hacer cuando vuelva?¿qué pasa si me quedo sin plata?¿que hago si extraño a la familia?. Las respuestas no están escritas, lo único que te puedo decir es que una vez que estés en viaje todos esos miedos se disipan. Cuando empezás a viajar te das cuenta que las oportunidades son más numerosas de las que creías y que sí querés, con mucho esfuerzo y dedicación podrías vivir el resto de tu vida viajando. Y si no es para vos, vas a volver, vas a conseguir un trabajo y recuperar la vida que tenías cuando te fuiste.

Si querés conocer más sobre las alternativas para trabajar mientras viajás hacé click en nuestro post:

Alternativas para viajar y trabajar alrededor del mundo

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *